No soy un extraño

portada no soy un extraño

 

 

Oscar es actor. Durante la década del 70 trabajó en algunos films exitosos pero siempre como doble de riesgo o en roles secundarios. Personajes de una línea, apenas una silueta misteriosa y sin motivaciones. Ahora tiene casi 80 años pero luce al menos 20 años más joven. Nos conocimos mientras preparábamos un documental sobre Casa del teatro, una especie de asilo para el retiro de actores y trabajadores del espectáculo. Oscar vive en esa residencia desde hace unos 4 años. La primera vez que hablamos me contó que volvió a la argentina para buscar a su hijo mayor, Maximiliano, que desapareció misteriosamente durante un viaje. En argentina dejó a una mujer y dos hijos. Oscar juntó la plata para volver a Argentina en un casino de Las Vegas. Me contó que tiene un secreto para ganar en las máquinas tragamonedas y que llegó a ser gold member del Ceasar palace. Es seductor, locuaz y algo mentiroso. Es decir, tiene todas las condiciones de un excelente narrador. Desde entonces es el protagonista de esta película.

 

Anuncios